La isla de la Graciosa está situada en el archipiélago de las Islas Canarias. Es una isla pequeña con tan solo 7.500 habitantes. La Graciosa no está asfaltada y es autosuficiente energéticamente hablando. Se trata de un enclave turístico con un alto contenido medioambiental. El gobierno de la isla depende del Ayuntamiento de Teguise, en la isla de Tenerife. En el mes de junio lanzó la campaña “La Graciosa sin humo” que se resume en lo siguiente:

El Ayuntamiento de Teguise, con la colaboración de sus habitantes, sus empresas, asociaciones, visitantes, y con el apoyo de Philip Morris Internacional, quiere convertir la isla en el primer territorio español en recibir la CERTIFICACIÓN ‘CULTURA LIBRE DE HUMO’. Un certificado que ha sido desarrollado por TÜV AUSTRIA, una multinacional que se dice independiente pero que incluye en sus acciones la promoción de productos de tabaco que puedan ser alternativas a los cigarrillos.
la graciosa sin humos

Es decir, la campaña puede explicarse de la siguiente manera: PMI paga la campaña al ayuntamiento de Teguise y la certificación de TÜV Austria a cambio de que promocione sus dispositivos de tabaco calentado (IQOS) y a la vez le sirva para lavar su imagen.

Por otra parte los requisitos para conseguir la certificación ‘CULTURA LIBRE DE HUMO’ de TÜV AUSTRIA podrían haber sido fácilmente redactados por la propia Phillip Morris para seguir manteniendo sus intereses económicos puesto que las acciones que establece dicha certificación se alinean con la estrategia y los lemas que la industria tabaquera lleva promoviendo durante décadas: “mejorar las relaciones entre fumadores y no fumadores”, “entorno más armonioso y respeto mutuo”, además de establecer zonas para fumadores y contribuir a que PMI promocione y afiance su producto de tabaco calentado.

Cuando esta campaña llegó a oídos de la comunicad de Control del Tabaco en España, esta unánimemente condenó a través de los medios de comunicación y las redes sociales el hecho de que el ayuntamiento colaborara con la industria tabaquera en contra del artículo 5.3 del Convenio Marco. Dicho artículo hace referencia a la interferencia de la industria del tabaco en las políticas de salud pública defendiéndolas de los intereses comerciales de la industria tabaquera. El artículo prohíbe específicamente el patrocinio o participación de la industria tabacalera en acciones organizadas por organismos públicos de los países fir­man­tes del Convenio. Ante el revuelo de algunos concejales del ayuntamiento de Teguise, quienes en primer lugar habían apoyado la iniciativa, solicitaron que se acabase con el acuerdo al entender el engaño y la manipulación en la que habían caído. La propuesta se llevó al pleno del ayuntamiento y se desestimó por 11 votos en contra de terminar la colaboración con PMI y 10 votos a favor de terminar con el acuerdo con PMI.

Como sociedad no podemos permitir que PMI lave su imagen y además se apodere de los lemas que solo son legítimos en boca de la comunidad de control del tabaco por ello es imprescindible que se consiga terminar con este acuerdo. Para ello 150 asociaciones de todo el mundo se han unido para pedir al ayuntamiento de Teguise, al Ministerio de Sanidad Español y al Gobierno de España que dicho acuerdo termine y la isla de La Graciosa no se convierta en el primero de otros muchos territorios donde PMI quiera instaurar su propia teoría del “mundo libre de humo”.

Carta al Presidente de Gobierno Español, D. Pedro Sánchez

Carta al Alcalde de Teguise, D. Oswaldo Betancort

Nota de prensa de Nofumadores.org (Español)

Press release (English)